Artículos

2 Mayo, 2017

La alianza tecnológica que mejora la productividad de su negocio fiduciario


Por su naturaleza, el negocio fiduciario tiene una complejidad intrínseca que lo hace muy susceptible a riesgos operativos y de gestión. Cada fideicomiso o patrimonio autónomo es en sí mismo una empresa que tiene que lidiar en mayor o menor grado con todo lo que una organización real debe enfrentar: registrar clientes, llevar una contabilidad, cobrar, pagar, manejar su liquidez, gestionar activos y pasivos, pagar impuestos, reportar a entes de control y un largo etcétera. A esto se unen temas propios a las particularidades de cada fideicomiso: administrar títulos valores, gestionar proyectos inmobiliarios, emitir y controlar obligaciones, titularizar flujos o activos financieros y muchas otras actividades que sólo se limitan por la imaginación de quienes estructuran los productos fiduciarios.

Frente a esta realidad, en la cual el fiduciario se vuelve un administrador de decenas, cientos o miles de “empresas”, el crecimiento de la compañía viene acompañado de los problemas propios de operar un negocio, pero multiplicados. Usualmente las operaciones fiduciarias, aun cuando pertenezcan a grandes instituciones bancarias o sean independientes, suelen tener poca automatización, la cual se centra generalmente en la parte contable o financiera. Esto provoca que la información propia a las particularidades de cada fideicomiso se registre en hojas de cálculo o en sistemas que no están integrados entre sí, lo que dificulta la gestión de los distintos negocios, a la vez que eleva el nivel de riesgo de duplicidad o pérdida de información. También se complica enormemente el cumplimiento de las obligaciones frente a entes de control y a los propios clientes. Si el cuadro anterior no es solucionado, puede llevar al fiduciario a poner en riesgo su principal activo: su reputación como un tercero confiable.

Sin automatización, el riesgo de no realizar una adecuada
gestión se multiplica con cada negocio.

La automatización integral de una operación fiduciaria es entonces un requisito sine qua non para el crecimiento y viabilidad de una gestora de fideicomisos. Sin automatización, el riesgo de no realizar una adecuada gestión se multiplica con cada negocio, y aunque puede ser reducido incorporando más personal, su sostenibilidad no es viable en el largo plazo. ¿Cómo enfrentar entonces esta automatización?

En GESTOR estamos conscientes que la adquisición de una solución tecnológica para la gestión de fideicomisos y patrimonios autónomos debe abordarse en primera instancia desde una perspectiva funcional, pero también se debe hacerlo desde una perspectiva estratégica como factor de decisión.

Desde la perspectiva funcional, nuestras soluciones tecnológicas fiduciarias proveen a la gestora un conjunto de herramientas integradas que permiten llevar los procesos necesarios para la administración de los diferentes tipos de negocio, más allá de la pura gestión financiera y contable. Los Sistemas Gestor contemplan funcionalidades propias de la naturaleza de cada negocio: gestionar portafolios de inversiones en un fideicomiso de inversión, controlar las diferentes etapas de preventa, venta y construcción en un fideicomiso inmobiliario, permitir el registro y control de activos subyacentes para una titularización o emisión de obligaciones, controlar los activos asociados a una garantía dinámica en un fideicomiso en garantía, y así para cada tipo de figura fiduciaria. Además, nuestros sistemas permiten un alto grado de flexibilidad para soportar negocios futuros que requieran combinación de diferentes tipos de herramientas en su gestión. Todo lo anterior sumado a la capacidad que tienen nuestras soluciones tecnológicas de cumplir con las necesidades de información de entes de control y clientes (rendiciones de cuentas), y a la de interactuar de manera fácil con otros sistemas de la organización, ya sean éstos internos o externos.

Desde la perspectiva estratégica, entra en juego la evaluación de la empresa que proveerá la solución tecnológica. Hay que considerar que más que un proveedor de software especializado, un negocio fiduciario necesita un aliado de largo plazo. Para esto, los factores a considerar, más allá del tradicional “due dilligence” que revisa la trayectoria y solidez de la compañía, son aquellos que uno evaluaría en un socio de negocio. ¿Está la empresa de tecnología en facultad de aportar conocimientos y capacidades que contribuyan al crecimiento de la fiduciaria en el largo plazo? ¿Tiene la empresa una visión de futuro que contemple el crecer junto a la industria fiduciaria, abarcando las necesidades de la gestora en lo funcional, regulatorio y técnico? ¿Tiene la empresa las competencias técnicas para adaptarse a un entorno tecnológico cambiante en el mundo financiero? Estas preguntas son relevantes para el establecimiento de una relación que permita a la gestora fiduciaria apalancarse en su crecimiento y que libere a su gerencia de preocupaciones operativas para concentrarse en la dirección estratégica y de largo plazo.

Hay que considerar que más que un proveedor de software, un negocio fiduciario necesita un aliado de largo plazo.

A lo largo de casi 20 años de trayectoria, GESTOR ha buscado desarrollar las competencias necesarias para convertirse en un aliado tecnológico de sus clientes alrededor de América Latina. Los productos tecnológicos que ofrecemos al entorno fiduciario cumplen con las necesidades técnicas y operativas de los diferentes mercados en los que operamos, brindando la flexibilidad necesaria para abarcar las diferentes figuras de fideicomiso actuales y futuras y cumplir con las cambiantes exigencias de los diversos reguladores.

Sabemos que la automatización de un negocio fiduciario resuelve la problemática operativa, pero en un entorno financiero cambiante, las empresas requieren además un socio tecnológico que acompañe sus estrategias de crecimiento, competitividad y satisfacción de clientes.

Como empresa, GESTOR va más allá del desarrollo de soluciones tecnológicas. Trabajamos por construir relaciones de largo plazo con nuestros clientes y estar atentos a sus necesidades de negocio. La amplia trayectoria de nuestro equipo de colaboradores en la implantación de nuestras soluciones, les permite aportar con visiones basadas en experiencias reales, las cuales impulsamos a ser aprovechadas por usuarios y técnicos de nuestros clientes, en la mejora de su eficiencia y en el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio.

Tenemos la firme creencia de que más allá de una relación cliente-proveedor, el éxito de nuestros clientes está basado en poder apalancarse en GESTOR como un socio de tecnología, que brinda además de capacidades técnicas, una visión de largo plazo basada en el acompañamiento constante y el desarrollo de un portafolio de productos y servicios que se ajustan a las estrategias y retos de nuestros clientes.

Compartir información

Artículos